sábado, 22 de abril de 2017

Una vacante imprevista (J.K. Rowling, 2012)


16165611Sinopsis: La historia de esta primera obra de Rowling para adultos se centra en Pagford, un imaginario pueblecito del sudoeste de Inglaterra donde la súbita muerte de un concejal desata una feroz pugna entre las fuerzas vivas del pueblo para hacerse con el puesto del fallecido, factor clave para resolver un antiguo litigio territorial. 

Mi opinión: Hace ya bastantes días que acabé este libro e hice una reseña breve en Goodreads. No me atrevía a hablar más extensamente sobre él en ese momento, necesitaba madurar ciertas ideas y, en fin, aquí me lanzo con una opinión más completa. 

Decir que me encantó tal vez es quedarme corta. Me enganchó de principio a fin y me divirtió. Sí, me divirtió. Y no es un libro para divertirse, reírse y que te dé un subidón de energía. Me refiero al término "diversión" en el sentido de "disfrutar leyendo cada página", simplemente eso. Diversión pura por estar disfrutando de la lectura, una sensación de plenitud, de paz, de decir "me sumerjo en este libro y desconecto porque lo que me cuenta y cómo lo hace es impresionante y me interesa más que la vida real". Esas fueron mis sensaciones con Una vacante imprevista

J.K. Rowling escribe genial y, sí, deja bastante claro que hay vida después de Harry Potter. Le pese a quien le pese, me parece una de las mejores narradoras actuales. La forma que tiene de construir sus historias y personajes parece cosa de magia (en serio, sin bromas fáciles). Tiene una habilidad increíble para introducirte en una historia y darte las pistas justas para que quieras seguir leyendo y desentrañar el misterio y, en mi caso, siempre consigue sorprenderme. En la saga Harry Potter hizo igual, dejó pistas desde el primer libro, algunas hasta pasaron desapercibidas hasta una relectura, pero siempre supo cómo hacerlo para intrigarte y este libro no es una excepción. Es lo primero que leo de ella fuera del universo Harry Potter y he quedado más encantada todavía con su escritura. Ahora me faltan los de novela negra que escribió con el pseudónimo de Robert Galbraith (que no me gusta la novela negra ni policiaca, pero tengo que leerlos porque vienen de su pluma).

El retrato de la sociedad que hace en Una vacante imprevista es osado y real, con personajes mezquinos llenos de secretos. Lees el libro, te paras a pensarlo y te das cuenta que conoces a mucha gente que encaja en los perfiles de los diversos personajes de esta novela. En ese microcosmos que es Pagford hay materia para todos los gustos y disgustos, casi todos los personajes te acaban cayendo mal, pero son reales, así que al mismo tiempo no puedes dejar de admirarlos, porque todos tienen una cara oscura, un desarrollo perfecto, reacciones coherentes con sus personalidades y una construcción impecable. Leer Una vacante imprevista debe ser como espiar a tus vecinos, como si miraras a sus casas y sus mentes por una ventanita diminuta.

En este libro se va generando un efecto mariposa desde el principio, todo de forma muy sutil. Al principio tal vez no te des cuenta, pero la muerte de Barry Fairbrother en el primer capítulo es el detonante de un montón de cambios en la gente del pueblo. Todo está relacionado con él y es genial  ir dándote cuenta poco a poco, mientras las cosas empiezan a encajar.


Es una historia que nos habla de racismo, de marginación social, de machismo, de los problemas derivados de la baja autoestima, del bullying, la drogodependencia, la convivencia y los aspectos más comunes del día a día, todo desde un punto de vista muy abierto y sincero. Sin duda, es un libro que esconde mucho más de lo que parece en un principio. 
Las últimas cien páginas las tuve que leer del tirón, no podía parar, y hasta lloré en ciertos momentos de pura pena y tensión. Ha sido un gustazo leer a Rowling en una novela adulta, se nota que tenía ganas de hacerla y de dejar un poco de lado su faceta de escritura más juvenil. Se desquita en el lenguaje y con el comportamiento de los personajes; creo que todos los adolescentes de este libro son como se deben ver los gemelos Weasley o Draco Malfoy en su mente: adolescentes rebeldes, con problemas, proyectos y decisiones complicadas. En Una vacante imprevista les da la vuelta de tuerca del mundo real.No puedo decir más, para mí ha sido una grandísima lectura. No confiaba en que me gustase tanto y puede que la sorpresa también haya influido. He tardado muchos años en leerlo desde que salió, pero lo he leído en el momento justo, con una visión adulta, global y más madura de la que tenía en 2012, que es cuando se publicó. Ahora me gustaría ver la adaptación, que es una miniserie de tres capítulos.

martes, 11 de abril de 2017

Beauty and the Beast (Bill Condon, 2017)

Sinopsis: Cuenta la historia de Bella (Emma Watson), una joven brillante y enérgica, que sueña con aventuras y un mundo que se extiende más allá de los confines de su pueblo en Francia. Independiente y reservada, Bella no quiere saber nada del el arrogante y engreído Gastón (Luke Evans), quien la persigue sin descanso para intentar casarse con ella. Todo cambia un día cuando su padre, Maurice (Kevin Kline), es encarcelado en el castillo de una horrible Bestia (Dan Stevens), y Bella se ofrece a intercambiarse con su padre y queda recluida en el castillo. Rápidamente se hace amiga del antiguo personal del lugar, que fue transformado en objetos del hogar tras una maldición lanzada por una hechicera.

Mi opinión: Por fin el domingo por la tarde pude ir al cine a ver esta película, que era de mis grandes esperadas de 2017. Ya lo comenté en la entrada que hice sobre Cenicienta hace poco: soy una víctima de estos retellings de acción real, aunque no todos los que he visto me han gustado (y el de La Sirenita por ejemplo no me atrae en absoluto). Así que, ¿cómo no iba a ir a ver la nueva versión de mi película Disney favorita? Ay, qué cantidad de feelings desde el minuto uno. Sé que es una cuestión de pura nostalgia, tal vez, pero la verdad es que salí del cine encantada, llorosa y con ganas de que la película no hubiese acabado nunca.

Antes de continuar debo decir que la vi en V.O., que prácticamente todo lo que veo a estas alturas de mi vida, tanto de cine como de series, lo hago así ya desde hace mucho tiempo. Que proyecten películas en versión original me parece de las mejores medidas que han podido tomar las salas españolas, se agradece y mucho. Sé que está habiendo algunas quejas sobre el doblaje en castellano de esta película y, sinceramente, solo puedo remitirme al tráiler, porque es lo único que he visto doblado por curiosidad, y es cierto que con esa pequeña ración tuve suficiente. No me gustó lo que vi, por eso tenía clarísimo que si no proyectaban esta película en V.O. en mi ciudad no iría a verla. Pero por suerte sí la están proyectando en su idioma original. Además de que el doblaje en este caso en concreto no me gusta, creo que es un gran error doblar musicales.

Vale, y después de esta parrafada que probablemente no interese a nadie, sigo. Y es que quiero romper una lanza en favor de esta nueva adaptación, porque me ha parecido fantástica. Más adulta, bien realizada, con sus guiños y homenajes, con unos números musicales asombrosos y un casting inmejorable. Cuando empezaron a salir noticias antes del rodaje y dijeron que "Gastón va a ser Luke Evans", "Lumière será Ewan McGregor y Din-Don Ian McKellen", "La señora Potts es Emma Thompson"... yo no paraba de pensar "fuck yeah!". Las únicas reservas que tenía eran con Emma Watson, porque físicamente la veía desde el principio, pero como actriz siempre la he encontrado un tanto limitada. Pero bueno, la verdad es que al final me gustó, le da mucha personalidad a Bella y la hace todavía más fuerte y feminista. Y por Dan Stevens, su participación es más digital y vocal, pero no sabéis cómo me gusta verle fuera de Downton Abbey y sin parar de trabajar. Su transformación en príncipe al final de la película me daba mucha curiosidad, además, porque en la de 1991 sufrí un fuerte trauma infantil en ese momento, que recordaré por siempre. Me parece el príncipe peor dibujado de Disney con diferencia, habría preferido que se quedase de bestia, sinceramente. Y aquí el impacto no ha sido nada grave porque ya sabía qué actor era, pero quería ver que aspecto le daban. La escena me gustó, homenajea por completo a la animada.

También quiero decir que esta película, al tener un enfoque algo más maduro (y toques incluso del cuento original), retoca y mejora algunos puntos que en la versión animada no tenían mucho sentido cuanto te parabas a pensar ello, por ejemplo: ¿Cómo sube Bella a la bestia al caballo cuando le atacan los lobos? ¿Por qué hay una librería en el pueblo si solo hay una persona que lee? ¿Los 300 hermanos de Chip? ¿Cuántos años tenía el príncipe cuando lo hechizaron y por qué vivía solo? Todas esas cuestiones y más se ven resueltas en esta nueva película, que resulta más realista y lógica.

Así que sí, me ha gustado mucho. Sin entrar en debates de si hacía falta o no realizarla, y tratando de dejar comparación y nostalgia a un lado, creo que funciona perfectamente, que tiene mucho encanto y que aporta novedades y cambios jugosos, que no tienen porqué estar discutidos con la versión animada. Y también (casi se me olvida) se enriquece con canciones que no salían en la película de 1991 pero sí en el musical, que también tuve la fortuna de ver en teatro hace unos años. 9/10


miércoles, 5 de abril de 2017

Cuentos de hadas de Angela Carter (1992)

Sinopsis: Hubo un tiempo no muy lejano en que los cuentos de hadas no estaban destinados a los niños. Los relatos recopilados en este mítico volumen, a los que Angela Carter dedicó años de su vida, tampoco son para niños. En ellos encontraremos sangre, humor, sexo y muerte. No hay princesas ñoñas ni hadas maravillosas, sino jóvenes astutas, ancianas taimadas, chicas malas, hechiceras, parteras vengativas, mozas ladronas, novias rastreras, madres, hijas y hermanas raras. Solo una escritora tan radical como Angela Carter podría haber sido capaz de armar esta antología de relatos, todos ellos protagonizados por mujeres, una celebración del universo femenino a través de los tiempos, ilustrado con los grabados originales de la edición inglesa a cargo de Corinna Sargood.

Mi opinión: Cuando vi que Impedimenta había publicado este libro poco antes de las pasadas navidades me entró por los ojos en seguida. Su portada, la edición, el hecho de que este recopilatorio viniera de manos de Angela Carter... Lo tenía todo para gustarme, así que tardé poco en hacerme con él y por fin le he hecho hueco para leerlo. 

Bien, ocurre como siempre en los libros de relatos: unos gustan mucho, otros un poco menos y alguno nada de nada. Por eso no es un género que se encuentre entre mis predilectos, porque cada relato es una caja de sorpresas con una balanza en su interior. Y esa es la sensación que me queda. Son historias cortas, de entre una y quince páginas, y es verdad que algunas no me han dicho gran cosa, pero en general me ha parecido un libro entretenido e interesante para conocer los cuentos populares de otras culturas. No obstante, me gustó más otro libro que leí de la autora el año pasado, La cámara sangrienta, que sí tenía relatos originales escritos por ella, retellings siniestros. En este volumen del que os hablo hoy ella recopila, pero no modifica prácticamente nada.

Una de las lástimas de este libro es que son tantas y tantas historias (no las he contado, pero habrá 300 o más), que no se pueden asimilar todas y la mayoría acaban siendo olvidadas. Es cierto, ya he olvidado algunas o cómo acababan. 

La edición es preciosa, con esas ilustraciones tan originales que tiene, además de los extras (apéndices donde se cuenta el origen de cada cuento, un prólogo maravilloso que nos habla de los cuentos de hadas en general y el papel de la mujer en ellos...). Pero tengo que decir algo negativo, muy negativo: he encontrado faltas de ortografía en casi todas las páginas. Y estamos hablando de un libro de casi 30 euros. Hay para todos los gustos: tildes que faltan, cambio de género de personajes de un párrafo a otro, palabras omitidas (ejemplo: "cogió la y se la dio a su hermano"). En fin, que no esperaba algo así por parte de esta editorial, que suele cuidar tanto sus ediciones, y me encuentro sorprendida para mal y algo decepcionada en este sentido. Tenía que decirlo.

Bueno, un libro interesante pero con sus puntos turbios.