viernes, 15 de enero de 2016

Series vistas en 2015 (II)

Game of Thrones (5ª temp; 2015)



Hasta el momento es la temporada que más ha dado qué hablar, ya que es la que más se desmarca de los libros. Personalmente me encantó. Me gustan los libros, me gusta la serie y soy perfectamente capaz de separar ambas cosas, quedarme con lo mejor y lo peor de cada uno y disfrutar, siempre disfrutar, cada cosa a su manera. No entiendo a la gente que ve la serie solo para despotricar y no le encuentra nada bueno (y pierde diez horas al año en ello), en serio, me cansan, me aburren. No sé qué más quieren. Que adapten ellos los libros y a ver cómo les sale.

Como decía, hay notables diferencias entre los libros (Festín de Cuervos y Danza de Dragones) y esta temporada, pero a mi gusto, creo que la mayoría de cambios favorecen el ritmo y el entendimiento y no se pierde la gracia ni el objetivo narrativo en el proceso. Se mejoró, sobre todo, la trama de Tyrion Lannister, que en el libro es insoportable y casi no lleva a ningún sitio. Se cambió la de Jaime, que me lo mandan a Dorne a pasar calor (¡escenas rodadas en España!). Se cambiaron muchas más cosas y, entre ellas, la más sonada fue la línea de Sansa, uno de los nuevos rumbos que más me gustó y al que más sentido veo para el ritmo que lleva la serie. Se omitieron personajes que en el libro acabaron siendo bastante inútiles y prematuramente muertos, se mató a otros que están vivos en los libros, se añadieron escenas Más-allá-del-Muro que me pusieron los pelos de punta y me hicieron aplaudir. 

Es una temporada que me sorprendió mucho, hubo tantas cosas nuevas y cambiadas que ahora sé lo que sienten los que no han leído los libros cuando la ven, pero esa sensación me pareció vibrante y muy renovadora y me gustó mucho sentirla, así que indudablemente seguiré viendo la serie aunque haya sobrepasado ya la trama en la que están detenidos los libros ahora mismo. ¡Ya falta poco para la sexta!

Gotham (1ª temp; 2014-2015)



Gotham, la ciudad ficticia de Batman (que todos sabemos que es Nueva York), donde un Bruce Wayne prepúber se acaba de quedar huérfano tras el misterioso asesinato de sus padres, empresarios multimillonarios de renombre. La historia, por lo tanto, transcurre antes de Batman, así que además del pequeño Bruce nos encontramos, también de peques, a Selina Kyle (posteriormente Catwoman), Ivy Pepper (Poison Ivy), a un madurito Alfred y a los jóvenes Pingüino, Enigma y James Gordon, que empiezan a despuntar cada uno en su ámbito. Además, dos personajes nuevos de peso relativo y que no aparecen en el cómic: Fish Mooney, una de las mafiosas más in de la ciudad, y Harvey Bullock, el compañero de Gordon, que resulta ser un poli que... bueno, tiene sus métodos. Además, se presentan otros dos clanes de mafiosos, liderados por Maroni y Falcone, que creo que también son personajes nuevos. Con todo este plantel tenemos: guerras de mafias, corrupción, un Bruce Wayne que decide investigar por su cuenta el asesinato de sus padres, tramas policíacas con malos aleatorios y villanos del cómic y mucho más. Pinta bien, ¿verdad? Pues se queda en agua de borrajas. La idea era buena, el cóctel prometía, pero me da la sensación de que estuvo muy mal llevado.

¿Cuáles son los problemas de Gotham? Pues uno de ellos es que empezó a abrir tramas indiscriminadamente y a sacar villanos prometedores del cómic en su ceguera por impresionar, por lo que se empezó a ir por los cerros y abandonó el hilo más importante que presentaba en un principio la serie (la guerra de mafias), para abordarlo de nuevo y de forma atropellada en los dos últimos capítulos de la temporada. Se dieron muestras del Joker y del Espantapájaros y luego se olvidaron. Se supo que se desarrollarían mejor en la segunda temporada, pero ya puedo adelantar que de eso nada, porque la estoy viendo y, bueno, me callo para evitar spoilear, pero vaya tela. Ya hablaré de ella cuando acabe.

El resultado se queda con una temporada que incluye muchos capítulos de relleno, situaciones confusas y forzadas y una línea argumental para Fish Mooney (Jada Pinkett-Smith) que resultó ser ridícula y que se fue cambiando radicalmente sobre la marcha hasta llegar a un desenlace metido con calzador, todo porque la actriz estaba "que me voy, que no me voy". Y al final se confirmó que se iba y hubo una apaño cutre, cutre, cutre para deshacerse de ella.

Es verdad que los actores están muy bien caracterizados, en especial Robin Lord-Taylor como el Pingüino, y que Cory Michael Smith lo borda como Enigma, pareciéndome de lo más interesante de la temporada, porque se muestra la verdadera evolución que le lleva a convertirse en villano. También es verdad que me gustó este nuevo y más joven Alfred de acción (Sean Pertwee), que los capítulos buenos son muy buenos y que la factura es decente, pero es una temporada con muchos peros, con muchos fallos de ritmo, con relleno... Y el personaje principal (sí, me atrevo a decir "principal", porque aunque la serie es muy coral hay un claro personaje conductor), James Gordon, interpretado por Ben McKenzie (al que no veía desde The O.C.), bueno, pues que este chico parece que solo tiene dos registros: la media sonrisa y la mala leche (con media sonrisa). Ya está, ya lo he dicho. Ya en The O.C. me parecía un actor un poco justo (lo siento, pero yo era de Seth Cohen), pero en Gotham hay momentos en los que no sé si reírme o llorar con su actuación. 

En fin, una temporada bastante desigual, como si quisiera haber abordado demasiado, con impaciencia, y luego no se hubiese sabido desarrollar. 

The Flash (1ª temp; 2014-2015)



Esta es una serie que empecé a ver sin demasiada confianza y ¡zas!, sin darme cuenta me atrapó casi desde el principio, aunque después del parón de Navidad 2014-2015 fue cuando subió enteros. Me encantó, me pareció trepidante y ejecutada de forma muy decente, aunque los efectos especiales sí es cierto que al principio eran más modestos y luego fueron mejorando. 

Cada capítulo, y son 23, acaba con una escena final sorprendente, no de tipo cliffhanger, pero sí de esas que te dejan con ganas de mucho más, generalmente dedicadas al villano de la temporada, lo que hizo que en prácticamente todos los finales de capítulo me echara las manos a la cabeza, cosa que no me ocurría por lo menos desde Lost.

No está basada en ningún cómic en concreto, sino que es más bien una amalgama de alguno de los momentos más destacables del ciclo de Barry Allen, el segundo Flash que salió en los cómics. 

The Flash surgió como spin-off de Arrow (serie que abandoné sin mirar atrás), pero se puede seguir perfectamente sin haber visto ésta. Al principio era un poco con la estructura de Smallville: con un villano por capítulo, cada uno de ellos autoconclusivos, y poco más. Pero hacia mitad de la temporada se empezó a definir un argumento central, con un villano principal y tramas entre los personajes con mucho más sentido de lo que parecía al principio. La temporada acabó prácticamente abierta, pero con vistas de desembocar en el Flashpoint, que culminó en los cómics con The New 52 (algo que desbarató todo el universo DC). Básicamente: realidades alternativas, viajes en el tiempo y metahumanos con poderes muy interesantes. 

Los personajes me gustaron todos excepto Iris, que me pareció algo pesada, indecisa e incluso tontaina. Por lo demás, los secundarios muy bien elegidos y los principales, brillantes. Grant Gustin está genial en su papel de Barry Allen/Flash, parece que haya nacido para ello; y Tom Cavanagh (actor al que descubrí años ha en Scrubs) como Harrison Wells/Eobard Thawne/Reverse Flash, me pareció memorable.

Por los villanos secundarios, me partí de risa cuando vi que los elegidos para hacer de Captain Cold y Mick Rory eran Wentworth Miller y Dominic Purcell, los hermanísimos de Prison Break reunidos de nuevo y escapando de una prisión en su primera aparición en The Flash. También es digna de mencionar la aparición de Mark Hamill como James Jesse/Trickster, quien ya había aparecido realizando el mismo personaje en la serie de The Flash de 1991.

En fin, muchos guiños a los cómics, un ritmo trepidante, un villano espectacular, una trama interesante... Vamos, toda una sorpresa. Creo que fue la serie que más me gustó y sorprendió en la temporada 2014-2015.

8 comentarios:

  1. Ay Carol, qué caña le has dado a Gotham! Jajaja!. Bueno yo no soy objetiva con Batman que es mi preferido y todo lo que tenga que ver con ese mundo oscuro que lo envuelve me fascina, por eso creo que conecté enseguida con la serie (creo que El pinguino, Enigma y Alfred son los mejores de la serie). Yo todavía no he visto la segunda temporada pero según cuentas no promete mucho, de todas formas la veré y a ver que tal.
    Juego de tronos quiero empezarla este año, pero me quiero poner antes con los libracos y también me apunto la de Flash.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya te dije en la entrada anterior que no me había gustado mucho Gotham, me decepcionó un poco, aunque reconozco que el final de temporada, cuando Bruce abre la puerta de la Batcueva me dejó con mucho hype. Y coincido en que el Pingüino, Enigma y Alfred son los mejores. Alfred me encanta ^_^
      La segunda temporada es entretenida, pero no cumple todo aquello que prometieron los guionistas. Y además ahora está de parón "navideño". Paró antes de navidad y no vuelve hasta el 29 de febrero!!! Es un parón demasiado largo...
      A mí me gusta más la de Flash e igual a ti te ocurre lo contrario xD Ya me dirás.
      Siiií, lee los libros de Juego de Tronos, anímate. Si te enganchan no te darás cuenta del número de páginas.
      Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Carol! :)
    Game of Thrones es mi eterna serie pendiente. Siempre dije que quería leer primero los libros, pero la pereza está ganando la batalla. The Flash la tengo también en pendientes porque no sé si primero ponerme al día con Arrow (la cual me acabó aburriendo un poco) y ya luego empezarla. Respecto a las series que nombraste en la primera entrada de este tipo, Poldark... ¡Sencillamente me encanta! La empecé por el actor protagonista, el cual me enamoró en todos los sentidos al ver la adaptación que hizo la BBC de Diez Negritos.
    Un beso.

    Andrea-
    @iammissbennet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Entiendo la pereza de leer Juego de tronos, pero una vez te atrapa no puedes parar, aunque tengas por delante mil páginas. Prueba a leerlos y si no, tienes la serie, que es muy parecida ;)
      Arrow yo la tuve que abandonar por lo mismo que tú: aburrimiento. No es necesaria para ponerte a ver The Flash. Oliver y otros personajes de Arrow hacen cameo en un par de capítulos, pero se coge el hilo y no te sientes perdida ni nada.
      Aay, Aidan Turner es que es mucho Aidan Turner. A mí me encanta!! <3 En mi casa le llamábamos en in primer momento "el guapito del hobbit" xD Tengo la serie de Diez negritos pero todavía no la he visto, quiero leer primero el libro ;) ¿Has visto Being Human? También sale él en las tres primeras temporadas :)
      ¡Besos!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Pues no he visto ninguna de las tres. Juego de tronos la quiero ver en el futuro, pero primero me gustaría leer los libros. Algún día me animaré con la saga, o eso espero.
    Y Gotham tengo ganas de verla, a ver cuando le hago hueco. The flash no me atrae mucho, la verdad, aunque nunca se sabe.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Espero que te animes con la saga de Martin, ya sea con los libros o con la serie. Hay un momento en que se empiezan a diferenciar bastante, pero a mí me gustan las dos cosas.
      The Flash puede parecer cutrecilla al principio... ¡y lo es! Pero después de los diez primeros capítulos más o menos mejora mucho y me enganchó. La segunda temporada regresa mañana después del parón de navidad y de momento siento que no ha arrancado tanto como la primera... Ya veremos.
      ¡Besos!

      Eliminar
  4. ¡Hola Carol!

    Vaya sorpresa que me ha sido The Flash. Es muy buena y las actuaciones están perfectas. Me gustaron todos los personajes.

    Gotham tiene muchos peros, pero igual todavia quiero seguir dandole una oportunidad ya que me dijeron que la segunda temporada está mejor que esta primera, que han arreglado algunas cosas, puede que tengamos el Joker y más del Enigma, Pinguino y Catwoman.

    Una cosa que no me ha gustado en esta primera temporada de Gotham es que cada capitulo es un villano, y no sé, me hubiera gustado más de nuestros ya queridos villanes, más de Bruce Wayne, no sé. Creo que hay capitulos muy confusos aunque en medio del caos se puede encontrar también capitulos geniales.
    Ben McKenzie tiene aquela pinta de buen chico y no termina por convencerme como Gordon. Me caia bien en The OC pero, no parece muy confortable como Gordon, algo no funciona

    Besotes

    * Ya hice la entrada para el reeto de Agatha: http://laestanteriadealice.blogspot.com.br/2016/01/reto-de-lectura-atemporal-agatha.html

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Yo estoy viendo al ritmo la segunda temporada de Gotham (que continúa de parón navideño y no regresa hasta finales de febrero), y sigue siendo malilla pero algo más entretenida. Eso sí: no es lo que esperaba en cuanto a villanos. No te digo más, ya lo verás por ti misma ;)

      Es verdad que Bruce queda a veces olvidado durante varios capítulos. Y a mí tampoco acaba de funcionarme Ben McKenzie. En The OC yo era más de Seth Cohen XD

      Besos!

      Ya estás apuntada oficialmente en el reto ;)

      Eliminar