miércoles, 13 de enero de 2016

Series vistas en 2015 (I)

Poldark (1ª temp; 2015)


Me tuvo enganchada totalmente y no soy capaz de encontrarle defectos a grandes rasgos. Es un period drama y ya se sabe más o menos cómo son este tipo de series: todas tienen su componente de drama y de romance, pero esta tiene un punto de algo diferente, de algo más real en un entorno poco habitual. Y también tiene a Aidan Turner, que nunca viene mal. 

La base argumental es la siguiente: finales del siglo XVIII, Ross Poldark marcha a la guerra en Estados Unidos y se le da por muerto, pero tres años después regresa a su Cornualles natal para encontrar un mundo totalmente diferente a como lo dejó antes de su partida: su padre ha muerto, el negocio familiar, basado en la industria minera, está en la ruina y su prometida, Elizabeth, se va a casar de forma inminente con su primo, Francis Poldark, un ser enfermizo y con horchata en las venas en lugar de sangre.

Me gustaría destacar el personaje de Demelza (Eleanor Tomlinson), que es una chica muy dulce pero también muy fuerte, una heroína ideal, valiente y decidida, que llega desde la escala social más humilde, lo que precisamente forja su personalidad y le otorga una grandísima espontaneidad. Su papel tiene un gran peso durante toda la temporada y se le coge cariño sin poder evitarlo. Sinceramente, es el mejor personaje femenino de la serie.

En definitiva, vivo impaciente hasta que vuelva la segunda temporada en marzo de este mismo año (¿por qué tanto tiempooooo?), ya que esta primera me gustó mucho y además acaba con un cliffhanger de los que hacen pupita on the bottom of the heart. Lo digo: cuidado porque la serie es un dramón que para los de lágrima fácil puede resultar peligroso. Y eso me gusta, porque es real y porque no abusa de los desenlaces felices. Otros period drama en su lugar habrían solucionado algunos episodios de forma feliz, arreglando todos los problemas a última hora, pero Poldark no es así. 9/10

Being Human (Completa: Temps. 1-5; 2008-2013)


Mira, otra de Aidan Turner. Being Human son cinco temporadas bastante cortitas, aunque los capítulos duran una hora. En líneas generales me gustó bastante, en especial las tres primeras temporadas; la cuarta y la quinta podrían habérselas ahorrado y todos habríamos sido más felices. ¿Qué pasó? Pues que después de la tercera Aidan Turner se embarcó en el rodaje de El Hobbit y tuvo de dejar la serie. Y no sé qué más pasó pero hubo más cambios en el reparto además del suyo y los nuevos protagonistas no me cuajaron, las tramas de repente eran muy forzadas y la serie perdió toda la frescura que tenía al principio, convirtiéndose en lo que bauticé como "El Sopor". Pero la vi hasta el final. 

La premisa es interesante: Mitchell es un vampiro, George un hombre lobo y Annie un fantasma; los tres comparten casa y se ven envueltos en tramas con un clan vampírico maligno, liderado por el terrible Herrick, que busca la supremacía de su raza. Además: indagaciones en el pasado del fantasma para averiguar porqué sigue en el mundo de los vivos, la lucha interna del hombre lobo para conseguir ser alguien normal... Tintes dramáticos, comedia con encanto, un rimo muy dinámico y un objetivo muy claro entre los protagonistas: lograr en todo lo posible vivir como humanos normales e integrarse en la sociedad (de hecho, en España la serie se tradujo como Quiero ser humano).

Las tres primeras temporadas me gustaron mucho y creo que son las más coherentes. Es una serie entretenida, divertida y le cogí cariño a los personajes. Es un urban fantasy de estos cutres de la BBC, pero tiene momentos que me calaron muy hondo. 7/10

Daredevil (1ª temp; 2015)


Sí señores, por fin tenemos material decente relativo a Daredevil, y es que la película protagonizada por Ben Affleck en 2003 se dejó ver en su momento con un aprobado muy raspado y, a día de hoy, resulta bastante ridícula e infumable, al menos para mí. Incluso llevo unos años que no quería ni oír hablar de Daredevil, pero tuvo que llegar Netflix a solucionar las cosas. Trece capítulos, subidos en febrero de 2015, son los que componen esta primera temporada. Y ojo, porque se comenta que es la mejor serie sobre superhéroes que se ha rodado hasta la fecha: no hay más que ver las críticas. Con ese panorama no podía más que dejar atrás mis prejuicios y la mala impresión de la película y echarle un ojo.

He de confesar que al principio me costó cogerle el punto y al menos durante los tres primeros capítulos me pregunté si seguiría viéndola o si la acabaría aparcando. Afortunadamente continué, porque justo a partir de ahí la serie no hace más que subir, sobre todo desde el momento en que aparece Wilson Fisk, el King Pin de los cómics, interpretado por Vincent D'Onofrio. Es un Fisk más humano que nunca, en el que el actor consigue introducirse por completo, tanto en interpretación como en caracterización. Este King Pin es lo más aproximado al cómic que imaginaba para la vida real.

Pero, ¿y el antagonista? Matt Murdock, nuestro protagonista, el célebre personaje ciego de Marvel, abogado de día y justiciero de noche, está también interpretado con maestría por Charlie Cox, al que conocí por un breve papel años ha en Downton Abbey, creo que en la primera temporada. La verdad es que me sorprendió el actor, al que no había vuelto a ver desde que apareció en el célebre period drama, y me gustó mucho la visión tan seria y realista que aporta al personaje. La caracterización también es destacable, pues no vemos al Daredevil clásico con su traje rojo de cuernos desde un principio, en plan superhéroes que se cosen sus propias mallas, sino que asistimos casi al nacimiento del justiciero con una simple máscara que no es otra cosa que una tela anudada alrededor de la cabeza. Durante la temporada el personaje evoluciona y se dan razones reales para que decida vestirse con un traje/armadura.

Y es que en general la serie es muy realista y eso me encantó. Se puede situar en el género policíaco y de mafias perfectamente, no cae en el ridículo en ningún momento, los trasfondos de los personajes se muestran de manera creíble y se dan razones más que suficientes para que cada cual actúe como lo hace. Por momentos y debido a la seriedad de la que hablaba, parece casi más una serie de DC que de Marvel. Incluso me recordó al Batman más serio de Nolan, salvando las distancias.

Los actores son buenos en general y da la sensación de que todos aportan algo a la trama. A los buenos se les coge cariño y se sufre por ellos durante toda la temporada, y a los malos no es que se les coja cariño, pero personalmente me han gustado por aquello que comentaba de mostrar también su lado humano, sus motivaciones y creencias, no es en plan del típico "soy malo porque sí". Entre el elenco se pueden encontrar caras muy conocidas, como por ejemplo Rosario Dawson o Elden Henson, en el papel de Foggy Nelson, el amigo inseparable y socio de Matt Murdock.

En resumen, una propuesta interesante, con tramas sólidas y personajes creíbles. Es una temporada que puede resultar autoconcluyente pero que también deja las puertas abiertas a nuevas posibilidades. De hecho, volverá con la segunda entrega, también subida a Netflix al completo del tirón, en abril de este mismo año que acabamos de empezar. Y señoras y señores, ahí estaré yo. 7,5/10

6 comentarios:

  1. ¡Vivan las series! Yo este año he visto un montón imprescindibles :)
    Poldark me gustó y sobretodo me enganchó lo suyo, soy super fan de los protas (efectivamente Demelza se lleva la palma, es maravillosaaaaaa), aunque para mi la serie a veces recurre demasiado de tramas absurdas y tiende al culebrón en exceso aún tratándose de un period drama, pero bueno, se lo perdonamos porque en general fue bastante molona!
    Daredevil soy super fan, qué gran serie, no me esperaba algo así ni de lejos!! Estoy loca por ella, y ansiosa por ver la segunda temporada ya!!! :)
    Un bsote, Carol!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vivan!
      Yo también vi un montón en 2015, creo que al final me van a salir 4 entradas con todas xD
      Lo mío con Poldark es que fue un flechazo, cada vez es más y más dramática y me iba enganchando cosa mala. Y el desenlace... aay!! Qué ganas de que vuelva!
      De Daredevil creo que nadie esperaba esto, sobre todo después de haber visto la cutre-peli xDDD Ya falta menos para la segunda!!
      Besos mil!

      Eliminar
  2. Hola Carol!
    no se qué hago que no he visto aún Poldark, es que me da pereza engancharme a series, las suelo dejar a medias, sobre todo cuando hacen el parón entre temporadas. Pero esta tiene que ser una pasada, mi madre siempre me hablaba de esta serie, en su versión antigua claro, y me decía que tenía que verla que era muy buena. Así que de este año no puede pasar que empiece a verla. (También me da pereza que esté en inglés, para que nos vamos a engañar :D)
    Me has picado con Daredevil, le voy a dar otra oportunidad, empecé con el primer capítulo y lo dejé, no me estaba gustando mucho. En cambio Gotham, no se si la estarás viendo, me enganchó desde el principio, también puede ser que soy más de Batman que de Daredevil.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Es que lo del parón entre temporadas es una injusticia, eso de esperar casi un año para algunas se hace muy cuesta arriba a veces, sobre todo cuando tienes la memoria dispersa. Yo hay muchas series que he dejado por pura falta de memoria con lo que había sucedido en la temporada anterior.
      A mí al contrario, me gusta más ver los contenidos en versión original que doblados. Al principio, hace 10 años o así me daba más pereza, pero me fui acostumbrando y así puedo estar más al día también con las novedades. Y luego el tema de que muchas series que me apetecen ni siquiera llegan a ser dobladas :S
      Daredevil reconozco que empieza lenta, pero una vez le coges el ritmo no la puedes dejar.
      De Gotham hablaré en la próxima entrada de series de 2015. Yo la empecé con muchas ganas pero luego me decepcionó bastante. Aun así estoy viendo la segunda temporada (que no vuelve hasta el 29 de febrero!!).
      Besos!!

      Eliminar
  3. ¡Uy! Yo creo que tengo Poldark pero en libros, si no me equivoco son varios además.

    Series, apenas veo alguna de las de televisión. Me cuesta engancharme, eso sí, suelo darle siempre la oportunidad a cualquier serie nueva viendo el primer episodio, pero de pocas veo el segundo. Si son españolas aún menos. Qué le vamos a hacer...

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí! Yo también tengo alguno de Poldark, libro digo. Son un porrón y la verdad es que viendo la serie ya no sé si me apetece leerlos, porque la serie me gusta mucho y sacia mi curiosidad.
      De series españolas yo normalmente no veo. No me gustan. El año pasado solo vi una que fue "El Ministerio del Tiempo", que sí me gustó y hablaré de ella próximamente, pero lo que más veo son inglesas (las que más) y americanas.

      Besines!

      Eliminar