jueves, 28 de enero de 2016

Dos cuentos infantiles cortos y algo siniestros (mola)

Estos días, para oxigenarme y descansar en algunos momentos de la lectura de Guerra y paz, he estado compaginando con dos cuentos cortos, un relato y un cómic. Empiezo reseñando los cuentos.

Barba Azul (Charles Perrault)

Sinopsis: Narra la historia de Barba Azul, un noble adinerado que tiene por costumbre poner una prueba a sus esposas la primera semana de matrimonio y asesinarlas si no la superan.

Mi opinión: Este es un cuento que descubrí en mi más tierna infancia en una versión que venía en los VideoCuentos Infantiles (y que no podía dejar de ver), pero nunca había leído el original, recopilado por Charles Perrault del folklore popular francés. 

Siempre me ha gustado este cuento por ser creepy a raudales, aunque el machismo no se lo quita nadie. Siempre he estado de acuerdo en contar a los niños los cuentos como son, siniestros y sangrientos, sin edulcorar. No entiendo la moda de moldear niños ajenos a la verdad que hay últimamente. A mí me ponían Barba Azul de pequeña (entre otras cosas mucho más terroríficas) y no he matado a nadie ni quiero hacerlo, soy una persona normal y en mis cabales. Así que curtan a los niños, oigan, que los están haciendo tontos.

Esta edición la saqué de la biblioteca y está ilustrada por Christoph Wischniowski. Todas las ilustraciones son en tinta negra y me gustaron bastante. El cuento la verdad es que se lee en cinco minutos.


Max y Moritz. Una historieta en siete travesuras (Wilhelm Busch)

Sinopsis: Max y Moritz está considerado uno de los cuentos más famosos y divertidos del mundo. Trufado de humor negro, y escrito en rimas en 1865, narra las siete fatídicas travesuras de los malvados Max y Moritz, antecedentes de todas y cada una de las parejas maléficas del cómic moderno, y precursores de la historieta literaria más gamberra. De la maldad del dañino dúo no se libra nadie. Viudas, maestros, gallos y gallinas, sastres, pasteleros y tíos carnales. Todos ellos caerán irremisiblemente bajo el tremebundo azote de sus crueles tropelías.  

Mi opinión: Este cuento está escrito en rima e ilustrado a todo color. Es muy, muy divertido y hasta me reí bastante en algunos momentos. Las rimas tienen mucha gracia y las ilustraciones, realizadas por el propio autor, son una maravilla, con un estilo clásico que me encanta.

Las travesuras de Max y Moritz son muy gore y el final todavía más, además no lo esperaba. Me encantan las historias que no se cortan un pelo, por muy infantiles que sean. 


4 comentarios:

  1. Ya te digo que es creepy el cuento de Barbazul, tienes que leer si no lo has hecho su versión de Angela Carter ("La cámara sangrienta"), te va a encantar jijijij
    Un bsote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído La cámara sangrienta, pero llevo un tiempo buscándolo y nunca lo tienen ni en fnac ni en casa del libro cuando voy, así que creo que lo voy a tener que comprar por Amazon (y con la excusa aprovecho para llenar el carrito con otros menesteres... xD). Le tengo muchas ganas porque según tengo entendido es más creepy aún que los cuentos originales, no?
      Besos!!!

      Eliminar
  2. Hola Carol!
    Me apunto los dos. Barba azul me suena también a mi de mi infancia pero no me acuerdo muy bien. El otro no lo conocía pero me atrae, jiji! Seguro que los leeré porque soy una loca de los cuentos.
    Besillos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Estos dos cuentos son muy siniestros, pero el de Max y Moritz tiene además mucho humor. Si los lees ya me contarás ;)
      Besoos!!

      Eliminar